…and live the freedom of a new generation.

Quiero ser FERTIES
SABER MÁS
Home 2018-04-27T13:21:20+00:00

¿Qué es Ferties?

FERTIES es libertad, es avance, es evolución.

FERTIES es un servicio diseñado para gestionar tu reproducción de manera óptima pues incorpora:

– Preservación de la fertilidad + conservación de gametos + Tratamiento de Fecundación In-Vitro.

Be Ferties…

Ferties son personas de un hoy diferente que están creando un mañana distinto.

La gente Ferties son el resultado de cientos de años de evolución social y profesional.
Están viviendo su mejor momento.
Controlan; son los dueños de su vida.
Son luchadores y saben sacrificar lo necesario.
Saben compartir, quieren compartir.
Tienen criterio, deciden y eligen cómo, cuándo, quien y dónde..
Saben que la mayor expresión de generosidad es ser padres y desean serlo algún día.
Pero aún no ha llegado el momento y han tomado una decisión:
PAUSE

PAUSE.

parar su reloj biológico

Y serán capaces de reactivarlo cuando quieran, cuando estén preparados, cuando llegue el momento adecuado y puedan ofrecer todo lo que son.
Porque hemos evolucionado y hoy día el mejor momento para tener hijos no coincide con nuestra edad reproductiva ideal.
¿Por qué preservar?

¿Por qué preservar tu fertilidad?

Porque si deseamos tener la posibilidad de convertirnos en padres mañana, debemos conservar nuestros gametos hoy.

La mujer nace con una dotación de ovocitos (reserva ovárica) que oscila entre 700.000-2.000.000 de ovocitos. Esta dotación no se regenera como ocurre en los hombres, sino que con el paso de los años va reduciéndose llegando a la pubertad con aproximadamente unos 400.000, de los cuales sólo unos 500 llegan a ovularse. Esta es la razón por la que la edad es muy importante en el proceso reproductivo, porque a medida que va pasando el tiempo la reserva ovárica se va reduciendo y con ella la probabilidad de conseguir un embarazo de manera natural.

Por regla general, el período óptimo de fertilidad para la mujer va desde la pubertad hasta los 30 años.

A partir de los 30 años y con una mayor incidencia entre los 35 y los 40 años, se produce un importante descenso de la reserva ovárica.

A partir de los 40 años la reserva ovárica suele verse especialmente comprometida hasta su completo agotamiento entre los 45 y los 55 años de edad; etapa conocida como menopausia.

Los factores que suelen producir disminuciones de la reserva ovárica son:

– Estrés.
– Obesidad.
– Contaminación.
– Exposición a sustancias tóxicas o pesticidas.
– Consumo de cafeína, tabaco, drogas o alcohol.
– Hábitos de vida poco saludables.
– Tratamientos médicos y quirúrgicos.
– Patologías como endometriosis, síndrome de ovario poliquístico (SOP) e infecciones pélvicas.
– Radioterapia y quimioterapia.

No hay un valor determinado que nos indique si la reserva ovárica es alta, baja, buena o mala. Existen indicadores en forma de pruebas que pueden ayudarnos a saber cómo es nuestra reserva ovárica. Además del propio recuento de los folículos entre los días 3 y 5 del ciclo mensual, los indicadores más importantes son:

    –  FSH (Hormona Folículo Estimulante)

Esta hormona se encarga de regular el ciclo menstrual. Es liberada por la hipófisis para favorecer el desarrollo ovárico. Aumenta su nivel cuando hay pocos ovocitos, pues su misión es activar el ovario para que libere ovocitos.

Valores excelentes: 6 mUI/ml o menos.

Cuando se encuentra entre 6 y 9mUI/ml podemos pensar que la reserva ovárica es adecuada.

Hablamos de reserva ovárica moderada si el valor de FSH se encuentra entre 9 y 10mUI/ml y escasa si se encuentra entre 10 y 13mUI/ml.

Valores por encima de 13mUI/ml indican una reserva ovárica casi agotada y, por tanto, que la mujer se encuentra muy cerca de la menopausia.

Para medir la FSH se realiza un análisis de sangre entre el día 3 y el 5º del ciclo ovárico.

   –  AMH (Hormona antimulleriana)

En este caso es el propio folículo ovárico (estructura del ovario donde se desarrollan los óvulos) el que segrega esta hormona.
Su valor es alto cuando hay maduración del óvulo y baja a medida que va descendiendo el número de óvulos (reserva ovárica). Por eso es un indicador de reserva.

Valor normal: 0,7 y 3,5 mg/ml.

Esta hormona debe medirse durante la menstruación, no importa qué día.

   –  E2 (estradiol)

Se trata de otra hormona sexual femenina que interviene en el crecimiento de los órganos reproductivos y es necesario para el mantenimiento de los ovocitos en el ovario. A medida que los folículos van desarrollándose se libera más estradiol. Por tanto medir el valor de estradiol puede ser de ayuda a la hora de valorar la reserva ovárica.

A medida que la reserva ovárica disminuye, también lo hace la probabilidad de embarazo natural.

La reserva ovárica es un factor limitante, no sólo del embarazo natural, sino del éxito de los tratamientos de reproducción asistida.

Nuestra respuesta a esta realidad es: FERTIES
PULSA

Los espermatozoides se producen continuamente en el hombre, a través de un proceso llamado espermatogénesis.

Sin embargo con el tiempo la calidad del semen puede disminuir. Algunos de los factores que hacen que la calidad seminal descienda son:

– Mala alimentación (edulcorantes, colorantes, deficiencia de zinc, dietas hipocalóricas, clembuterol….etc).
– Estrés.
– Estar sometido a agentes contaminantes (plomo, cadmino, organofosforados, hexacloruro de benceno, dibromo….etc).
– Alcohol.
– Tabaco.
– Esteroides.
– Radiaciones ionizantes.
– Ambientes con excesiva temperatura.
– Fármacos.

Aunque te recomendamos ser FERTIES por razones preventivas, hay situaciones donde la producción de espermatozoides puede verse comprometida y en las cuales se recomendamos la congelación de espermatozoides sin

duda:

  • • Previo a tratamientos de quimio o radioterapia potencialmente causantes de esterilidad.
  • • Previo a cirugías potencialmente causantes de esterilidad.
  • • Previo a vasectomía.
  • • Deterioro progresivo por causa conocida o desconocida de las características espermáticas.
  • • Pacientes con profesiones peligrosas o de riesgo.

Afortunadamente hoy la ciencia nos permite pulsar y equilibrar nuestra edad reproductiva con el momento en el que deseemos tener hijos.

Eso es ser FERTIES, elegir pulsar , optimizar nuestra reproducción y poder elegir cómo y cuando ser padres; pues FERTIES incorpora:
– Preservación de fertilidad + Conservación de gametos + Tratamiento de Fecundación In-Vitro.

¿En qué consiste el método FERTIES?

1) Preservación de Fertilidad.

Con FERTIES podrás conservar tus óvulos o espermatozoides en un biobanco especializado en conservación de gametos.
La preservación de la fertilidad consta de los siguientes pasos:

1.1) Análisis clínico y de reserva ovárica.

Esto nos permitirá saber conocer tu estado de salud para analizar la idoneidad de comenzar con el proceso de preservación de la fertilidad.

1.2) Estimulación ovárica.

Una vez sabemos que todo es correcto, comenzamos un tratamiento de estimulación cuyo objetivo es ayudar a tus ovarios a que maduren varios folículos y de esa forma podamos obtener los óvulos que preservaremos.

1.3) Control del crecimiento folicular.

Como sabes, cada mes, un óvulo sale del ovario en el proceso conocido como ovulación. Cuando emprendemos un proceso de preservación de fertilidad recibes un tratamiento hormonal de estimulación ovárica para favorecer la maduración y ovulación del mayor número de ovocitos posible. Durante este período se controla el crecimiento folicular midiendo el tamaño de los folículos por ecografía transvaginal y concentración de la hormona estradiol en sangre.

1.4) Aspiración de ovocitos.

Una vez contamos con los ovocitos suficientemente maduros, procedemos con su extracción a través de una punción folicular.

1.5) Vitrificación.

Se trata de un proceso de solidificación en el que los ovocitos obtenidos son tratados con sustancias crioprotectoras y sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196ºC.
Una vez vitrificados, los ovocitos son conservados en el biobanco de ovocitos de FERTIES, un biobanco de gametos con más de 25 años de experiencia y un equipo de profesionales especializados en conservación y gestión de ovocitos y espermatozoides.

2) Fertilización y Transferencia.

Cuando lo desees podrás descongelar los gametos y emprender el proceso de fertilización y transferencia. FERTIES pone a tu disposición el tratamiento óptimo para conseguir que seáis padres en el momento adecuado.

Con FERTIES, en el momento en el que desees, tras haber preservado tu fertilidad, puedes activar el proceso de fertilización y transferencia.

Este proceso consta de los siguientes pasos:

2.1)  Desvitrificación e Inseminación.

Una vez decidas emprender tu tratamiento de reproducción asistida, procederemos con la descongelación de tus ovocitos preservados en biobanco.
De manera simultánea y en el propio laboratorio de embriología procedemos con la microinyección espermática de los óvulos, es decir con la inseminación de los mismos. Para ello podrás usar los gametos de tu pareja o de donante.
También tendrás la oportunidad de realizar un estudio de idoneidad genética que te permitirá prevenir en tu futuro bebé más de 300 enfermedades genéticas hereditarias.
Una vez inseminados los ovocitos y tras un período de cultivo embrionario de uso 3 días de duración, contamos con los embriones listos para ser transferidos. De esta forma pasamos de la fase inVitro, en laboratorio, a natural en tu vientre.

2.2) Preparación.

Antes de la transferencia debemos preparar el endometrio para alojar los embriones y que sigan su proceso evolutivo de manera natural. Para ello intentamos optimizar el proceso natural para maximizar las probabilidad de conseguir embarazo. Esto se consigue con medicación de preparación endometrial.

2.3) Transferencia.

Una vez conseguido el estado óptimo del endometrio, procederemos con la transferencia de los embriones. Este es un procedimiento conjunto entre todo el equipo de la clínica FERTIES, enfermería, embriología y ginecología.

2.4) Prueba de embarazo.

Unas dos semanas tras la transferencia embrionaria, ya podemos realizar las primeras pruebas de embarazo. A través de un análisis de sangre mediremos el nivel de segregación de hCG (gonadotropina coriónica humana) una hormona que libera el embrión tras su implantación en el útero materno.
Si los valores son adecuados, se programará la primera ecografía para confirmar que existe saquito embrionario y que…..estás embarazada!!!!.

3) Prevención de enfermedades

FERTIES te da la posibilidad de minimizar la transmisión de enfermedades genéticas a tu futuro bebé.

Todos somos portadores de mutaciones que pueden desencadenar enfermedades genéticas en nuestra descendencia.

En FERTIES os damos la oportunidad de reducir el riesgo de tener hijos con este tipo de enfermedades a través de la realización de estudios de compatibilidad genética.

Estos estudios consisten en identificar las mutaciones patogénicas que tiene cada miembro de la pareja a través de tests de portadores, y comparar las mutaciones detectadas en ambos estudios, pues la coincidencia de dos mutaciones iguales en ambos sexos es lo que genera el riesgo de que la descendencia nazca afectada por una enfermedad genética de las denominadas monogénicas. Si no se encuentran coincidencias, no existe un riego importante de que se den enfermedades de este tipo y, por tanto, el proceso reproductivo es seguro.

Llegado el momento de la fecundación de los ovocitos criopreservados te ofreceremos esta posibilidad a través del test que, en ese momento, cubra el mayor número de enfermedades. Actualmente realizamos un test basado en NGS (Next Generation Sequencing) que estudia y evita la aparición de más de 300 enfermedades.

Hoy día la genética es útil para prevenir enfermedades y FERTIES lo pone fácil.

¿Cuánto cuesta FERTIES?

PLAN FERTIES MASCULINO

100 al año
  • Tratamiento de preservación.
    • Estudio clínico completo.
    • Obtención de semen.
    • Congelación de semen.
  • Tratamiento de Reproducción Asistida (IA ó FIV).
    • Estudio clínico.
    • Descongelación de espermatozoides.
    • Estimulación ovárica.
    • Controles.
    • Inducción a ovulación.
    • Inseminación.
    • Pruebas de embarazo.

PLAN FERTIES FEMENINO

95al mes
  • Tratamiento de preservación.
    • Estudio clínico.
    • Estimulación con medicación incluida.
    • Extracción de ovocitos.
  • Congelación de ovocitos.
  • Conservación de ovocitos en banco.
  • Tratamiento de Reproducción Asistida (FIV-ICSI).
    • Descongelación de ovocitos.
    • Inseminación de ovocitos in-vitro.
    • Cultivo embrionario.
    • Transferencia embrionaria.
    • Pruebas de embarazo.